Solo Jesús

01 02

Dios conoce nuestras capacidades y de acuerdo a ellos somos bendecidos. La parábola de los talentos (Mateo 25:14-30) es un ejemplo de eso, cada uno recibió lo que según su capacidad él podía administrar. La responsabilidad y no cuán capaces somos es lo que hace la diferencia en las tareas que se nos asignan. Existen muchas personas con muchas habilidades pero con nada de responsabilidad. Jesús fue el mayor ejemplo para nosotros al asumir con responsabilidad la misión de enseñarnos el amor de Dios a través de su sacrificio en la cruz.

¿Estoy dispuesto a dar mi vida por cumplir con la responsabilidad que Dios ha puesto sobre mí? ¿Doy todo por ser un buen padre, esposo, amigo o un buen cristiano?

Fidelidad hacia Dios, responsabilidad en las tareas que se nos han encomendado y estar agradecidos con las habilidades, responsabilidades y talentos que tenemos nos llevaran al siguiente nivel de nuestra vida.

Como dijo el Señor a sus siervos “Bien hecho, mi buen siervo fiel. Has sido fiel en administrar esta pequeña cantidad, así que ahora te daré muchas más responsabilidades. ¡Ven a celebrar conmigo!” (Mateo 25:23,NTV).

Escuchar esas palabras de nuestro Dios siempre será nuestra mayor recompensa.

Buena Semana.

Betto Reyes.

f/vntribal