¿Hablas con Dios?

Image

Una amistad se fortalece cuando conversas con la otra persona, cuando se conocen, cuándo pasan tiempo juntos. Lo mismo pasa con Dios, si no pasamos tiempo juntos y no conversamos… nos perdemos de mucho.

Acá dejamos algunos tips para poder fortalecer nuestra relación con el que debería ser nuestro mejor amigo.

El devocional.

Un devocional es un momento especial del día dedicado a la comunicación con Dios y el descubrimiento de su palabra.

Mediante la meditación y la oración es posible entrar en contacto directo con Dios y armonizar nuestra vida en muchos aspectos. Muchas veces hemos oído decir que es necesario tener un devocional diario, pero lo importante es saber cómo, cuándo y dónde se realiza para llegar al nivel de concentración necesario par entrar en contacto con el creador. A continuación te presentamos una serie de pasos para realizar tu devocional de manera exitosa.

PREPARATE PARA TU DEVOCIONAL

1._ Determina una hora fija para hacer tu devocional y separa un horario. No intentes hacer tu devocional en tu tiempo libre, lo más seguro es que nunca encontrarás ese tiempo. Si agendas, programas y respetas cada día  el tiempo que vas a utilizar para tu devocional, optimizarás cada uno de tus encuentros con Dios.

2.- Elige un libro de la Biblia y haz tu devocional en él desde el principio hasta el final. No es recomendable que simplemente abras tu biblia al azar cada día porque corres riesgo de pasar por alto aspectos importantes del contexto y “hacerle decir” q la Biblia cosas que en realidad no dice. ¿Cómo leerías una carta de amor? Empezarías por el comienzo poco a poco leerías con calma, hasta el final ¿no es verdad? ¡La biblia es una casrta de amor que Dios escribió! Así es que toma un libro por el comienzo y sigue en él hasta el final.

3.- Elige un lugar especial.

Un lugar donde no seas interrumpido por nada ni nadie y haz de ese lugar tu espacio donde siempre te encontrarás con Dios. Eso te ayudara a no distraerte y perder el tiempo buscando dónde acomodarte para hacer tu devocional.

 4._ Ten listas las cosas que vas a necesitar. Debes tener a mano una Biblia, un cuaderno, un lápiz, un tajador, etc. Guárdalas en el lugar donde siempre hagas tu devocional. Puedes usar tu celular, Smartphone o tablet también para guardar anotaciones de la palabra de Dios.

El tener todo listo evitará tener que levantarte a buscar algo que hubieras olvidado.

Lee y marca,  Enseguida lee el capítulo que te corresponda varias veces, con un lápiz en la mano y marcando todo lo que te llame la atención, una frase interesante, una palabra que se repita muchas veces, alguna relación causa efecto, etc.

Medita, pregúntale a Dios qué es lo que quiere decirte. Su palabra nunca vuelve vacía, es lo que necesitas cada día. Haciendo tu devocional podrás ser bendición y ayuda también a otros.

Bendiciones!